Erradicar la violencia de género es la meta del Programa de Prevención en Violencia contra las Mujeres

En el 2004, Amnistía Internacional señaló que la violencia contra las mujeres es la mayor atrocidad cometida contra los derechos humanos en nuestros tiempos. Desde que nacen hasta que mueren, tanto en tiempo de paz, como en la guerra, las mujeres se enfrentan a la discriminación y la violencia del Estado, la comunidad y la familia. Situación que se busca erradicar y que en nuestra región es importante intervenir, debido a las preocupantes cifras que presenta en este último año.

 

Enfocar los esfuerzos a la Prevención de la Violencia contra las Mujeres (VCM), fue el cambio que estableció la ONU en el año 2013, tras varios años focalizados sólo en la atención a las víctimas. Para este organismo internacional, prevenir implica visibilizar los problemas estructurales y entender la violencia como algo público y persistente que debe eliminarse y no seguir normalizándola como una situación privada.

En pos de este desafío, el Programa de Prevención de la Violencia contra la Mujer del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género tiene como objetivo principal, tanto a nivel nacional como regional, “Contribuir a fortalecer el rol preventivo en materia de Violencia contra las Mujeres en jóvenes hombres, mujeres y otras identidades, de 14 a 29 años y agentes estratégicos que trabajan con jóvenes”. Esto, a través de una oferta socioeducativa de talleres y capacitaciones que colaboran en la comprensión de la Violencia Contra las Mujeres. Un ejemplo de esto es comprender que la violencia pueden vivirla todas las mujeres, independiente de su edad, nivel económico, cultural, etc. y una de las manifestaciones más extremas de esta violencia es el femicidio.

¿QUÉ ES UN FEMICIDIO?

De acuerdo a la legislación chilena, el femicidio es el asesinato de una mujer en manos de quien es o ha sido su esposo, exesposo, conviviente, ex conviviente y/o con quien tiene un hijo en común.

A partir de este 2020, el Senado aprobó de forma unánime el proyecto de Ley que declara el 19 de diciembre, de cada año, como el Día Nacional contra el Femicidio, y el cual promueve generar conciencia en la población sobre un flagelo que es real y que afecta a cientos de mujeres en el país y en el mundo.

CIFRAS PREOCUPANTES

Según lo indicado en la IV encuesta de Violencia contra la Mujer de la Subsecretaría de Prevención del Delito, la Región de Coquimbo tiene las cifras más altas a nivel nacional, donde el 29,5% de las mujeres encuestadas declararon haber sufrido violencia en el último año, cifra que aumentó un 7,2% desde el 2017. Además, revela que una de las principales razones por las que las mujeres no denuncian es porque la violencia que sufren “no la consideran algo serio”.

Esto se debe a que estamos inmersos en una cultura patriarcal que valora lo masculino por sobre lo femenino, objetivando a las mujeres de tal manera que las cosifican al punto de hacerles creer que sus cuerpos no les pertenecen, por lo tanto son otros los que tienen poder, incluso el poder de eliminarlo.  Durante este año la Violencia contra las Mujeres se ha transformado en otra pandemia, de hecho, Dubravka Simonovic relatora especial de la ONU dice que “mientras el mundo lucha contra el impacto devastador de la pandemia de COVID-19 y su efecto en las mujeres, una pandemia de femicidios y violencia de género acaba con la vida de mujeres y niñas en todas partes”.

 

#NoMás Violencia contra la Mujer. Depende de ti, depende de [email protected]

Related Blogs

No Image