Vecinos deciden rechazar instalación de mineras en la Quebrada de Paihuano

En una reunión organizada por el municipio en el sector de la Quebrada de Paihuano para aclarar dudas y coordinar acciones ante el resurgimiento de exploraciones en un terreno privado del sector, los habitantes de Paihuano manifestaron un rotundo no a la presencia de mineras en el Valle de Elqui.

 

Para debatir acerca de los efectos de la presencia de mineras en el valle de Elqui, el municipio paihuanino, liderado por el alcalde Hernán Ahumada, convocó a una reunión en la Quebrada de Paihuano, que contó con cerca de 150 asistentes, entre vecinos del sector y de otras localidades como Horcón, Pisco Elqui y Alcohuaz. Esto luego de conocer que en un terreno privado del sector se iniciaron exploraciones geológicas, lo que causó la alerta de los habitantes.

En la reunión participaron representantes de la comunidad indígena Canihuante y del Santuario de la Naturaleza Estero Derecho, quienes pertenecen a la Mesa Comunal por la Vida y que están enfrentando el mismo proceso en sus localidades.

La cita fue presidida por el alcalde Hernán Ahumada quien destacó la alta convocatoria ya que es un tema que preocupa a los habitantes de la Tierra Mágica, quienes ven en la explotación minera una amenaza a la tranquilidad, un factor contaminante y una afectación a las actividades productivas del lugar, especialmente el turismo.

“Fue un conversatorio con mucho  respeto, donde se analizó la situación, se vieron los pro y contra y la determinación final de toda la comunidad y de todos los integrantes de las  juntas de vecinos es que en el sector de la Quebrada de Paihuano no queremos minería. Sabemos lo que ello implica, escasez de agua, flora y fauna y  un montón de situaciones que a la larga van a perjudicar a nuestro hermoso valle”, señaló el edil.

De esta manera, el municipio confirmó su apoyo a la postura de la comunidad y se solicitará asesoría  para enfrentar esta problemática. Para ello se comprometió apoyo de la Mesa por la Vida y una reunión para conocer el lugar específico donde se realizan las exploraciones y saber quién otorgó los permisos.  A esto se suma el apoyo de los comuneros del sector quienes también manifestaron su rechazo a la presencia de mineras en la comuna.

“Vamos a empezar a trabajar, no queremos  que una empresa minera empiece a explotar los recursos que tenemos, sobretodo en esta época donde el agua escasea debido a la gran sequía que nos afecta. Estamos dispuestos a trabajar y agradecidos de esta gran  convocatoria y de la voluntad de los vecinos de no tener mineras en el Valle de Elqui”, añadió Ahumada.

 

VECINOS UNIDOS

Durante la reunión, los vecinos manifestaron su opinión y la necesidad de la comunidad de unirse en este tipo de situaciones, destacando el apoyo del municipio y las autoridades locales para luchar en conjunto.

Deisy Jorquera de Quebrada de Paihuano destacó la alta participación ciudadana y  el apoyo que se manifestó para que su sector y el corazón del Valle de Elqui se mantengan libres de contaminación.  “Estamos todos unidos en este pueblo para que no se le dé acceso a la minera. Nosotros amamos nuestra  comunidad, a nuestro pueblo y no queremos contaminación, no queremos camiones, especialmente por nuestros niños, abuelos y mujeres embarazadas”.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Comerciantes y empresarios Turísticos de Paihuano y de la Corporación de Desarrollo del Valle de Elqui, Irma avalos, señala que es importante iniciar un trabajo entre todos los actores de la comuna para evitar este tipo de actividades en la Quebrada de Paihuano.

“Nosotros, hace diez años, como comunidad elquina  pudimos contra una minera  canadiense de un capital de 7 billones de dólares, porque la voluntad del pueblo es la que debe mandar y prevalecer. Tenemos el derecho a tener agua limpia, aire limpio y una minera es  una forma de contaminación tremenda y no lo vamos a aceptar. Por eso ya estamos organizándonos bien, con el alcalde a la cabeza y con eso sabemos que tenemos mucho apoyo y podemos ganar”.

Desde Cochiguaz, Katia Fierro decidió trasladarse hasta la Quebrada de Paihuano y participar en la reunión  en la que, según su opinión, “salieron cosas interesantes”. Entre ellas, Katia destaca la posibilidad de declarar la zona como de interés científico y comenzar un trabajo conjunto. “Debemos tomar  cartas en ese asunto y no permitir que se nos pase a llevar. Porque acá estamos hablando de un tema de dignidad como seres humanos y el agua es vital. Tomando en cuenta el riesgo hídrico que existe en Quebrada de Paihuano  esto sería un desastre para todos los pobladores”, señala la vecina.

De esta manera, el municipio paihuanino continuará con reuniones con organizaciones sociales del sector de la Quebrada de Paihuano y de todo el territorio comunal, así como con el análisis de los diversos proyectos que buscan instalarse en la comuna.

Related Blogs